Ansiedad ante la decision

Estoy muy ansioso, porque tengo que tomar una decisión muy importante, y la tensión se ha transformado en una ansiedad que me está creando muchas dudas sobre la decisión que debe ser tomada.

Lo mismo me paso hace unos años cuando he dejado el confort gris de una grande multinacional hacie la intercidumbre y el riesgo technicolor de una pequeña y mediana empresa. Visto lo visto, y visto la experiencia general, mismo que en algunos momentos haya pasado por situaciones muy tensas y muy dificiles, y incluso, ahora que en los ultimos meses, todo se hay vuelto cuasi negro, por un conflito abierto por dos formas diferentes de entender la vida y la gestión, todo ha merecido la pena. Porque? Porque he aprendido mucho, y porque la tensión de la pequeña y mediana empresa es muy distinta a la que se puede vivir en una grande multinacional, donde tu voto y tu importancia son diluidos por la escala de numero (financieros y personas).  Mientras que en una pequeña empresa, todo lo que haces conta, puede parecer muchas veces que no, que has perdido el tiempo, pero un pequeño email hoy, puede salvarte la vida dentro de 6 meses. Un pequeño documento creado ayer puede tener una importancia critica dentro de 24 meses.

El secreto está en hacer muchas de esas pequeñas cosas todos los días, y no hacer solamente las tuyas, pero todas las que ves que nadie está haciendo, y sobretodo no dejar su visión turbarse por el peso de la tensión y de la ansiedad. Porque en el momento que estás entren en acción, hay que aplastarlas en seguida, pensando en el pasado y buscando referencias, y pensando en el futuro, las oportunidades que puede generarse después de que la decisión se haya tomado.

🙂 El problema, es que es mas fácil de escribir de que hacerlo, y mismo yo que soy un optimista sin cura, hoy tengo bastante peso sobre el corazón y sobre la alma, porque es una decisión que me afecta a mi directamente, y no solamente a la empresa donde trabajo, porque el grado de tensión es diferente, y como tal la ansiedad también es diferente. Pero vamos, el proceso puede ser un poco mas complejo, pero irá por el mismo camino, y afinal todo salirá bien.

A parte de esto, hay muchos truques que se puede tener en cuenta para evitar tambien a lidar mejor con el tema, comer sano y de forma regular, hacer ejercicio, no enfadarse, muchas cosas que procuro también cumplir.

La vida es una montaño rusa (Parte un????)

Soy un optimista irreversible. Intento mantener siempre una visión positiva sobre la vida y las personas y siempre creo que no hay mal que no venga por bien, y que incluso los peores momentos están hechos para fortalecer el caracter y preparar la mente y el cuerpo para otras experiencias futuras.

Es asi que veo la vida, desde hace mucho. No veo que la vida sea algo que vay siempre a bien o mal, creo que como en una montaña rusa, la vida es una sucessión incontrolable de eventos que te ponen la adrenalina a tope, y para la cual hay dos opciones, o abrir los ojos y disfrutar el viaje, o cerrarlos y esperar que pase. Personalmente soy lo de lo que creen que hay que abrirlos bien grandes y disfrutar.

Con esto no quiero decir,  que no hay que estar preocupado o cabreado, ansioso o nerbioso, feliz o triste, o que tenga momentos en me parece que todo va mal. No, simplesmente que mismo en esos momentos, estoy seguro que saliré rapido dellos, o incluso que estoy pensando mal y que tengo que cambiar el chip.

Hay dos frases que aplico muchas veces, y las dos vienen de dos origenes totalmente dispares. La primera “When the things get tought, the toughs get going” de un artista pop de los 80, Billy Ocean , que basicamente dice, que cuando las cosas se ponen duras, los duros se endurecen mas y persisten en sobrepasarlas. La segunda del paroco de la paroquia que frecuentamos, que en un sermon, ha dicho “Hay que vivir la vida como si mañana fuese el ultimo dia”. Esta ultima frase es bastante mas dura de aplicar que la primera, dado que obliga a una fortaleza y templanza de espirito, que es muy dificil de conseguir.

Ahora mismo la crisis economica está siendo mucho daño en todo el tejido empresarial español, y me está amenazando también a mi, veo como el fantasma de la suspensión de pagos, ha dejado de ser un longinquo espejismo, para pasar uno cercano prognostico de  un futuro cada vez mas real. Hay dias que eso me afecta bastante mas, otros dias un poco menos. No solamente por mi, pero sobretodo por mi familia, mis amigos y mis empleados.  Pongo también mis empleados porque afinal, la responsabilidad de un empresario no es solamente para consigo mismo, pero también para con sus empleados ( y familiares), dado que hay vidas por detrás de cada uno de ellos, que pueden (o no ) sufrir bastante con esto tipo de situaciones. Ahora mismo estoy luchando de cuerpo y alma por estas clausas, mas que incluso por mi mismo, porque afinal, yo tengo mis proprios planes y tengo la seguridad que mi forma de ser, mi forma de profesionalidad y mis ideales, me llavarán rapidamente a encontrar otros retos.

Muy probablemente este post, se acabe por convertir en el primero de unas cronicas de una muerte anunciada, o quisa, en las de una salvación in extremis, no lo sé, el tiempo lo dirá, lo que simplesmente intentaré hacer, es dar mi maximo para salir adelante con toda la carga de responsabilidad que llevo sobre mis ombros…

rollercoaster_1

El hombre dual en el pais de la recesión inexistente

¿Que es el hombre dual?  Un hombre responsable que procura conciliar su vida laborable y su vida familiar, lo mejor que puede  sin que ninguna de ellas lo rompa  en dos  y termine con su psique.

Si esto era difícil en tiempos de bonanza, ahora en plena crisis economica la dificultad se dispara a unos niveles increíbles, dado que la tensión familiar sigue presente, pero la tensión laboral se ha disparado a niveles extremos por motivos variados:

– Para el  empleado , por la sensación de que algo va mal, y que en cualquier momento su jefe le puede llamar para otra cosa distinta de la que decirle  que va a recebi r un aumento, o mas bien al revés, puede encontrarse con la triste realidad que tendra  que llegar a casa y contar a su familia, que ya no tiene puesto de empleo, y que a partir de ahora, la única actividad que tendra, será la de llevar sus huesos hasta la cola del paro, y enviar currículos para intentar encontrar  un nuevo puesto de trabajo. Dependiendo de la edad o de la formación y experiencia profesional, esto puede revelarse una auténtica odisea de dimensión epicas.

– Para el directivo, además de empleado,  y la perspectiva de que en cualquier momento su carrera puede terminar de forma abrupta, tiene la tensión asociada a la de  que se espera del que consiga salvar el barco del naufragio, ni que para esto tenga que soltar todo el lastre que lleve, lo que en el caso de una empresa, se transforma cuasi siempre en empleados, no porque los directivos no tienen capacidad de encontrar otras soluciones mas creativas, pero simplemente porque no puede hacerlo de otra forma. El hombre directivo está pillado entre dos realidades distintas, por un lado inversores y dueños de empresa, y por otro lado empleados, cualquier solución creativa será vista como insuficiente por el lado de inversión, y como un abuso por el lado de los empleados, por lo que al hombre directivo no lo queda otra, que si no, empezar a crear listas de nominaciones para reducción.

Los niveles de estrés se disparan a cada segundo que pasa, y cada hora es un mundo de nuevas sorpresas, muchas de ellas desagradables, y el dejar los problemas en el trabajo, se vuelve prácticamente imposible, dado que no hay posibilidades de pensar en la viabilidad del futuro cercano. La búsqueda de una solución pasa a monopolizar toda la capacidad de pensamiento de la máquina cerebral, y al hombre dual, le resulta difícil diferenciar lo que pasa dentro de su mente de lo que pasa a su alrededor con los elementos de su familia o de sus circulos mas cercanos.

Los gritos y animaciones de los hijos se vuelven en elementos de perturbación de la capacidad de análisis, y el cansancio entra en acción , catapultando los niveles de desesperación y cólera a sus máximos niveles en un corto espacio de tiempo . Que ridículo puede ser un hombre dual en estado de cólera. No me lo había planteado, hasta que lo he visto por primera vez, no en un hombre dual, pero si en una mujer dual. Si porque el problema ya no es solamente masculino, lo es también femenino, o mejor de género. Podemos hablar de género dual?

Y todo esto siempre con el horizonte negativo de una crisis que acaba de entrar en recesión y para la cual no habra solución hasta finales de 2010 segun dicen los especialistas. Cuantos dolores, disgustos, lagrimas se llevará esta crisis? Cuantas  perdidas de ilusiones, separaciones y familias se llevara por delante? Que llejos está 2010.