La importancia de tener buenos contactos para el futuro de nuestros hijos

Como todos los dias suelo dar una lectura muy rapida por los periodicos digitales favoritos, para ver un poco como vá el mundo y el pais, y en elconfiencial.com he visto un articulo muy interesante que la relaciona el futuro profesional (y perspectiva salarial) de los hijos con la cantidad y calidad de contactos de los padres.

Según el autor, si una familia tiene un buen nivel social y tiene una buena red de contactos, sus hijos tendrán mas probabilidades de encontrar un buen trabajo con un buen sueldo, mientras que los restantes se conformaran con trabajos de menor remuneración. El resto del articulo diserta sobre otros factores como la selección de la carrera, el echo que hoy la enseñanza universitaria está mas masificada, y muchos otros factores.

Dentro de la media, creo que el articulo es correcto, hay excepciones, y hoy me considero una,  que no confirman las reglas de que mucha gente universitaria a día de hoy no consigue encontrar trabajo después de terminar la carrera, o si lo hace, acaba siendo un trabajo mal remunerado y de alta inestabilidad/temporalidad. Hoy vivimos en la época del networking, y los contactos activos son lo que hacen de alguna forma mover la economía, por lo que tenerlos es siempre una puerta abierta para pedir el favor y colocar los hijos.

Pero por otro lado, también lo que está pasando, de mi punto de vista, es que la gente que está saliendo de la universidad, está cada vez menos preparada en lo que está fuera de las competencias técnicas, como podrían ser etiqueta, buenas maneras, cultura general, buen porte y muchas otras facetas de una persona que son muy importantes a la hora de conseguir un trabajo. Las universidades están hoy preparando personas mas o menos preparadas en sus campos de actuación, pero con nula presencia emocional. Con esto no quiero decir que las universidades debrian dar cursos de cultura general o de etiqueta o sobre como mantener una conversación agradable, pero si que los jóvenes que antes entraban en la universidad tenían todos esa educación adquirida en la unidad familiar, por lo que que la universidad les complementaba con el lado curricular y cognitivo, que sumado a la educación recibida de la familia, hace que una persona destaque en una entrevista de trabajo, o el desempeño del mismo.

Mucho se hablo de la inteligencia intelectual versus emocional, y creo que hoy, lo emocional no existe. Mucha gente que entra en la universidad no tiene esa educación general que  los de familias de clase social tienen, y por lo cuanto a la hora de la verdad tendrán menos puntos y mas dificultades en conseguir entrar en un puesto de trabajo de mas estatus.

Por lo cuanto, es cierto que los contactos cuentan, pero creo que de igual o superior importancia es la buena educación general de principios y de valores de nuestros hijos, que transpiren honestidad y sinceridad, que sepan agradecer y pedir perdón, que sepan andar y sentarse derechos, que sepan decir buenos días y adiós, que sepan hablar de política, deporte, religión, filosofía, ciencia, literatura, cinema y muchos otro tópicos de conversación que harán de ellos personas cultos y interesantes. Y para mi creo que esa es la verdadera razón de que unos acaben ganando sueldos altos en buenos trabajos y otros mileuristas. Los contactos son como una referencia de garantía sobre la base de nuestros hijos, porque tal padre tal hijo.

El valor de la familia en estas épocas turbulentas gana cada vez mas peso y mas importancia para el futuro de nuestros hijos y de nuestra sociedad.

Sigue leyendo

Los padres de hoy

Suelo ir de coche a trabajar, porque como mucho otros padres como yo, tengo que dejar los niños en el colégio. Es una mañana de cojerias, y de estrés intenso, por la propensión natural que tienen los niños a ir lentos, y la propensión natural que tienen los padres a ir rápido. El resultado es un choque de ritmos de vida, que acaban por pagar padres y hijos, unos por la elevación de la presión arterial y por el aumento de impulsos electricos circulando por el sistema central nervioso, y los segundos, porque a su tenra edad, y se vén sometidos a un ritmo de vida mas propios de adultos que de niños.

Pero, donde viene esta presión sobre los niños? de la sociedad? De los padres de hoy?

Como suelo dejar el coche lejos del trabajo, para ir caminando y moverme un poco, paso por un barrio de categoría “dicha mas baja”, no por mi, que no creo en esas cosas, pero por otras personas que lo clasifican de barrio obrero. Mientras que camino por las aceras de ese barrio, veo todavía muchas madres que llevan sus niños al cole caminando, otros días, las veo volver con la compra del dia hecha, o por veces, veo también los proprios niños que se van solos a al colegio, y no estoy hablando de niños de 12,13 años, estoy hablando de niños de 6,7  o 8 años. Y esto que teoricamente estamos en un barrio de categoria “inferior” ?

No será que los padres de hoy, de “estatus social medio-alto” no estaremos recayendo en la trampa del consumismo, no solamente de productos, pero también de las mejores oportunidades para los niños? No será que estamos condenando nuestros proprios hijos a la misma cárcel a la que estamos nosotros mismos sometidos? Es realmente necesario para vivir que la pareja trabaje, y que los niños tengan que estar en colegios que no los públicos, o que  hay que contratar una mujer de servicio domestico para suplir la falta de tiempo de los padres?

No lo sé! Por veces creo que en algún punto del camino de mi vida, he tomado algunas opciones incorrectas, y que ahora, como tengo familia, no solamente pago yo, pero paga el precio toda la familia, no solamente en el presente, pero también con una hipoteca sobre el futuro.

Pero como se cambian estas cosas? Como se rectifica decisiones de vida que exigen un coraje tremendo? Muchas preguntas, para tan pocas respuestas.

Pero tan poco todo es tan negativo, porque los padres de hoy, tambien estamos mas informados sobre muchos aspectos de la educación de los hijos de que no sabia antes, y de que mucha gente actualmente tan poco es consciente. Hay mucha información para que los que estén interesados en conocerla y aplicarla, en un esfuerzo de ser mejores padres.

Como decían los sabios de la antigüedad, el problema no es saber que no se sabe, si no no saber que no se sabe. Así que con la idea de que algo está fallando es mucho mas fácil buscar soluciones y intentar mejorar y evitar condenar nuestros hijos a una pesada carga heredada de nuestros errores actuales.

El padre ese elemento olvidado

El pasado fin de semana ha sido muy interesante desde varios puntos de vista: en el plan físico, porque me ha permitido volver a hacer algún tipo de actividad, y del punto de vista psíquico, porque una amiga, nos ha comentado una teoría que había escuchado en una conferencia, que me ha dejado como mínimo,  bastante perplejo, por la implicación y la responsabilidad que conlleva.

Según esta amiga, los hijos cogen las virtudes o el modelo de virtudes, no de la madre y del padre, o de la madre, pero si del padre. Lo que desglosando en pequeñas partes,  significa que los hijos, y no es relevante el sexo de las criaturas, van a absorber del padre, todas las virtudes (o su ausencia) que este tenga, y las mimetizaran de forma continuada en el tiempo hasta hacerlas suyas. Esto significaría, que Padre vago, niño vago, padre mentiroso, niño mentiroso, padre trabajador, niño trabajador, padre afectivo, niño afectivo, etc…

Debo reconocer que, personalmente yo estaba muy tranquilo, porque reconociendo que tengo una personalidad y un carácter con “defectos” , siempre había pensado que estaba todo cubierto, porque mi mujer,  si que tiene muchas virtudes y calidades como ser humano, madre y esposa, lo que me dejaban básicamente bastante tranquilo, del punto de vista de pensar, que se fijarían en ella, mas que en mi y en mis defectos.

Con esta nueva visión, que no digo que sea la correcta, el miedo de que en algún momento pueda influenciar de forma negativa, a cualquier de mis hijos,  me deja como un sabor de boca, un poco amargo , dado que no me considero, ni mucho menos, un padre exento de defectos, y que a partir de ahora tendré la sensación de que  cualquier de mis defectos, puede no ser difuminado por las calidades de mi esposa, porque los niños, no lo absorberán de ella, si no de mi persona, y que esto puede de alguna forma perjudicar su futuro, siempre y cuando  que me salga de alguna pauta de virtudes de las que deberíamos tener todos como sociedad.

La responsalidad de este pensamiento es bastante fuerte,  porque el dia a dia, de una profesional padre de familia, no es un mar de rosas, si no una continua correria contra el tiempo y contra si mismo, para alguna forma, garantizar que todo esté sincronizado y alineado con las necesidades del dia. las virtudes son en reglas generales, unas calidades de fondo, que están marcadas en el caracter de la persona, pero que el stress puede ofuscar por reacciones anomalas dentro de la respuesta que el cuerpo y mente tiene que dar a los impulsos de entorno. Por lo que que virtudes resisten a un dia agotador? O será esto simplesmente una excusa, precisamente para eludir a la responsabildiad?

Será cierta? No los sé. pero merecerá la pena el riesgo de que conlleva, no hacerle caso? Y si es cierto, y algunos vicios de caracter son absorbidos por los niños? Lo mejor es pensar que es cierto, y ajustar su comportamiento a ese nuevo axioma de vida, donde un siente siempre unos ojos pendientes de todo lo que hacer.

De cualquier forma, algo es seguro, es mejor saber que no se sabe, que no saberlo, porque en el primero caso siempre se puede poner foco y acciones para mejorar y salir hacia delante.

like_father_like_son

Niños y videojuegos

Hoy me toca abordar un tema, serio, sin darle un toque gracioso como procuro hacer en mis otros posts.

Creo que el tema lo merece, por la importancia que le dá la sociedad hoy en día, y porque creo que es un tema, que no admite bromas, dado que se habla de la vida de niños y todo un futuro.

Si uno busca en internet, por las palabras niños y videojuegos, verificará que la mayor parte de las referencias, son negativas y básicamente atribuyen a los videojuegos la grande parte de todos los problemas de los niños y de la adolescencia. Los videojuegos contribuyen al autismo, a la violencia, fracaso escolar, bajo nivel de inteligencia, divorcio,  y un poco mas de todo. Después de esas referencias, hay otras mas fuertes, donde se procura asociar fenómenos violentos y macabros de nuestra sociedad con los videojuegos, y se mezcla conceptos, para conseguir llegar a ese punto, donde si un americano armado hasta los dientes, entra en una escuela a tiros, o que si un demente aniquila a golpes de sabre samurai toda su familia, es por culpa de los juegos de tiros  y los juegos de rol, que convidan a que niños y adolescentes lo hagan.

Podría continuar con una lista interminable de este tipo de referencias, pero prefiero cambiar a las positivas, que  las hay también, en los videojuegos fomentan la coordinación ojo-mano, que los videojuegos aumentan la capacidad de concentración y de tomas de decisión, que los videojuegos salvan vidas porque una niña ha podido saber lo que hacer en la ocurrencia de un desastre, gracias a un videojuego, etc… La lista es bastante mas corta y también existe, pero nunca sale en los medias de forma recurrente.

La cuestión es entonces, son malos o buenos los videojuegos. La respuesta no es directa pero es sencilla, depende de los padres  🙂 y seguro que con eso he descuadrado a mas de uno.the-impact-of-violent-video-games-2

chart_videogames_violence

Sigue leyendo