Las dificuldades de ser un buen marido

Como decia Forrest Gump, en una de las escenas de la pelicula, la vida es como una caja de bonbones y nunca sabes lo que vas a encontrar dentro. Todos sabemos que cuando uno se casa, es para el mejor y para el peor, se bien que por veces el peor y el mejor son en partes iguales a 50% lo que crea algunos problemas de conciliación.

 

Una de las cosas sobre las cuales el hombre nunca está preparado, es para la exigencia cresciente que las mujeres ponen sobre el matrimonio y sobre el marido, que llevan a una situación donde por mucho que uno se esfuerza, no consigue dar la talla, dado que es continuamente confrontado con las miradas desaprobadoras de su media mitad.

Uno intenta esforzarse al maximo para agradar, para ayudar, para soportar, y lo unico que recibe a cambio, es que es poco, que no la quieres, que solo piensas en el trabajo, o que nunca estás en casa, cuando en verdad, la situación que ya practicamente se trabaja en los intervalos de cuidar de cosas de la casa.

El alcance de controle también sube de forma proporcional, empezando por ser solamente ella misma y sus cosas, para empezar a ser los hijos, y todo lo que no esté de acuerdo con su estidlo de hacerse las cosas, degenera inmediatamente en discussión. Reproches y mas reproches, en un verborea incesante sobre lo mal que uno lo está haciendo mientras que todos los otros padres lo hacen mejor que tu.

Uno va a cursos de orientación familiar para aprender y desarollarse y poder ser un mejor padre de familia, y cuando confrontado con cosas que le son aplicables, las oye, reflexiona sobre ellas y intentar asimilarlas. La mujer, está solamente atenta a ver por donde puede pillar el marido, diciendole “Vés te lo habia dicho … Eres un mal .. (marido, padre …etc)”. Mientras que ella misma se mira al espejo del egocentrismo y autocomplaciencia, y ni se dá cuenta de lo que está haciendo mal.

Cariño y Ternura y Sacrificio

Amor es sacrificarse por el otro.

Esto es no que nos han dicho en un curso de familia que llevo algunas semanas haciendo 🙂 .
Sacrificio es precisamente una palabra que hoy en día, no está propiamente de moda, y cuasi se puede decir que prácticamente está banida del vocabulario de la sociedad actual.

Hoy Amor, es cuasi siempre relacionado con la frase “hacer el amor” y que lleva directamente al coito sexual como forma de amor, que ademas de físico, es también profundamente egoísta y egocéntrico, porque el sexo, hoy por hoy, es mas un elemento de estatus urbano, sobre el placer que se dá al otro, y sobre cuantos “géneros” han tenido la inmensa suerte de conocerle (quitándose a uno mismo).
Sacrificio y Sacrificarse unido a las otras palabras Cariño y Ternura, son el elemento fundamental de la unión entre personas, y de forma mas agregada, la familia.

Sacrificarse por un amigo, por un compañero de trabajo, por un desconocido en la calle … Con la excepción de unos cuantos iluminados de ONGs y unos cuantos “fanáticos talibanes religiosos” es algo que ya nada hace. (Estoy siendo irónico).

Últimamente me estoy dando cuenta que el peso del día a día, y del estrés laboral me esta/estaba, haciendo mas y mas irascible, menos cariñoso y menos tierno, con menos espirito de sacrificio para la vida en familia. Cuando uno se mete en los problemas del día a día, crea una redomas de cristal a su alrededor que le aísla de lo que realmente pasa junto a si. Por lo menos, me he dado cuenta, y ahora estoy intentando cambiar y salir de esta postura, pensando mas en los otros que en mi mismo. Los resultados no son fáciles de ver, dado que son 3 pasos adelante y 2 atrás, pero le estoy poniendo todo mi empeño y voluntad porque es lo mas importante que puede haber en la vida.

Que seria de un mundo si cariño y ternura, sin sacrificio y preocupación por los demás? Incluso empiezo a ver por las mañanas los otros conductores con otros ojos, y en vez de enfados monumentales, empiezo a mirarles con comprensión, tolerancia y pena, por lo poco de cariño y ternura que puede haber en un atasco matinal 😉

Como imagen del articulo, no podría haber otra opción que la imagen de la crucificación de Jesús Cristo por la humanidad. Creo que incluso los no-creyentes, no pueden refutar la fuerza de la imagen, de alguien que se sacrifica por el bien de terceros, en esto caso todo nosotros.

El sacrificio ejemplar de amor