La importancia de tener buenos contactos para el futuro de nuestros hijos

Como todos los dias suelo dar una lectura muy rapida por los periodicos digitales favoritos, para ver un poco como vá el mundo y el pais, y en elconfiencial.com he visto un articulo muy interesante que la relaciona el futuro profesional (y perspectiva salarial) de los hijos con la cantidad y calidad de contactos de los padres.

Según el autor, si una familia tiene un buen nivel social y tiene una buena red de contactos, sus hijos tendrán mas probabilidades de encontrar un buen trabajo con un buen sueldo, mientras que los restantes se conformaran con trabajos de menor remuneración. El resto del articulo diserta sobre otros factores como la selección de la carrera, el echo que hoy la enseñanza universitaria está mas masificada, y muchos otros factores.

Dentro de la media, creo que el articulo es correcto, hay excepciones, y hoy me considero una,  que no confirman las reglas de que mucha gente universitaria a día de hoy no consigue encontrar trabajo después de terminar la carrera, o si lo hace, acaba siendo un trabajo mal remunerado y de alta inestabilidad/temporalidad. Hoy vivimos en la época del networking, y los contactos activos son lo que hacen de alguna forma mover la economía, por lo que tenerlos es siempre una puerta abierta para pedir el favor y colocar los hijos.

Pero por otro lado, también lo que está pasando, de mi punto de vista, es que la gente que está saliendo de la universidad, está cada vez menos preparada en lo que está fuera de las competencias técnicas, como podrían ser etiqueta, buenas maneras, cultura general, buen porte y muchas otras facetas de una persona que son muy importantes a la hora de conseguir un trabajo. Las universidades están hoy preparando personas mas o menos preparadas en sus campos de actuación, pero con nula presencia emocional. Con esto no quiero decir que las universidades debrian dar cursos de cultura general o de etiqueta o sobre como mantener una conversación agradable, pero si que los jóvenes que antes entraban en la universidad tenían todos esa educación adquirida en la unidad familiar, por lo que que la universidad les complementaba con el lado curricular y cognitivo, que sumado a la educación recibida de la familia, hace que una persona destaque en una entrevista de trabajo, o el desempeño del mismo.

Mucho se hablo de la inteligencia intelectual versus emocional, y creo que hoy, lo emocional no existe. Mucha gente que entra en la universidad no tiene esa educación general que  los de familias de clase social tienen, y por lo cuanto a la hora de la verdad tendrán menos puntos y mas dificultades en conseguir entrar en un puesto de trabajo de mas estatus.

Por lo cuanto, es cierto que los contactos cuentan, pero creo que de igual o superior importancia es la buena educación general de principios y de valores de nuestros hijos, que transpiren honestidad y sinceridad, que sepan agradecer y pedir perdón, que sepan andar y sentarse derechos, que sepan decir buenos días y adiós, que sepan hablar de política, deporte, religión, filosofía, ciencia, literatura, cinema y muchos otro tópicos de conversación que harán de ellos personas cultos y interesantes. Y para mi creo que esa es la verdadera razón de que unos acaben ganando sueldos altos en buenos trabajos y otros mileuristas. Los contactos son como una referencia de garantía sobre la base de nuestros hijos, porque tal padre tal hijo.

El valor de la familia en estas épocas turbulentas gana cada vez mas peso y mas importancia para el futuro de nuestros hijos y de nuestra sociedad.

Sigue leyendo