Pequeña curiosidad de la vida cotidiana

Me gusta mucho observar lo que pasa a mi alrededor. La gente me suele decir que soy muy curioso, y mi esposa siempre me dice, que no sea tan descarado “mirando” las personas y las cosas que están en mi entorno. No lo hago porque tenga morbo, o que piensa de otra forma que la de observar para comprehender y aprehender esas pequeñas cosas de la vida que hacen que unas personas sean de una forma o de otra, o que la forma como reaccionen en determinadas situaciones sea para mi incomprehensible.

La ultima observación que he hecho, ha sido en un bar. Si en un bar. Acababa de salir de una reunión de tutoría del colegio de mis hijos, y como era ya tarde, para volver al trabajo sin comer, he decidido comer en un bar que está al lado del colegio. Es uno de esos bares, que comes por comer, porque no me gusta mucho la atención de los camareros, demasiado brusca, para mi forma de ser, pero los bocadillos (un mal de la vida moderna, falta de tiempo = comer bocadillo o no comer) están buenos y son bastante grandes (menos mal que mi mujer no le este blog).

Mientras que esperaba la cervezita que iria acompañar el bocadillo, he echado una mirada panoramica rapida, para ver quien estava, y que habia cambiado desde la ultima vez que habia estado con unos amigos, y mi visión se fijo en un televisor nuevo de LCD bien colocado en un alto para que todos lo pudiesen ver sin problemas.

Era un Philipps de 32 polegadas, y cuasi podría decir todas las características del mismo, porque tenia todavía todas las pegatinas de funcionalidades con que suelen salir de las tiendas. En el mismo momento que estaba leyendo las pegatinas, me he acordado, que esto mismo lo habia visto en otros televisores, cámaras fotográficas, cámaras de vídeo, lectores de DVDs, Ordenadores portátiles, teléfonos móviles, un sin fin de aparatos, que la gente compra y después no quita las pegatinas, sean las visibles, o las invisibles que se pone para proteger en tienda el aparato de los “dedazos”.
¿Cual será la razón de este ritual? Porque lo hace todo el mundo, y esto lo digo, porque también lo hacia yo , mi cámara de vídeo todavía tiene pegada las pegatinas del zoom, de la tecnología, de la batería, todo el pack que venia con la cámara.

¿Será por pereza?

¿Será por exhibir las características de los aparatos?

¿Será por creer que puede prolongar la vida del aparato?

¿Será por creer que se lo va devolver y se quiere que esté como cuando salio de fabrica y con el tiempo se olvida de quitarlas, y incluso se empieza a mirarlas como elemento integrante del aparato?

Como se puede ver un gran numero de preguntas asociadas a una acción tan simples y cotidiana.

¿Alguien tiene una idea del porqué de no quitar las pegatinas?

Niños y videojuegos

Hoy me toca abordar un tema, serio, sin darle un toque gracioso como procuro hacer en mis otros posts.

Creo que el tema lo merece, por la importancia que le dá la sociedad hoy en día, y porque creo que es un tema, que no admite bromas, dado que se habla de la vida de niños y todo un futuro.

Si uno busca en internet, por las palabras niños y videojuegos, verificará que la mayor parte de las referencias, son negativas y básicamente atribuyen a los videojuegos la grande parte de todos los problemas de los niños y de la adolescencia. Los videojuegos contribuyen al autismo, a la violencia, fracaso escolar, bajo nivel de inteligencia, divorcio,  y un poco mas de todo. Después de esas referencias, hay otras mas fuertes, donde se procura asociar fenómenos violentos y macabros de nuestra sociedad con los videojuegos, y se mezcla conceptos, para conseguir llegar a ese punto, donde si un americano armado hasta los dientes, entra en una escuela a tiros, o que si un demente aniquila a golpes de sabre samurai toda su familia, es por culpa de los juegos de tiros  y los juegos de rol, que convidan a que niños y adolescentes lo hagan.

Podría continuar con una lista interminable de este tipo de referencias, pero prefiero cambiar a las positivas, que  las hay también, en los videojuegos fomentan la coordinación ojo-mano, que los videojuegos aumentan la capacidad de concentración y de tomas de decisión, que los videojuegos salvan vidas porque una niña ha podido saber lo que hacer en la ocurrencia de un desastre, gracias a un videojuego, etc… La lista es bastante mas corta y también existe, pero nunca sale en los medias de forma recurrente.

La cuestión es entonces, son malos o buenos los videojuegos. La respuesta no es directa pero es sencilla, depende de los padres  🙂 y seguro que con eso he descuadrado a mas de uno.the-impact-of-violent-video-games-2

chart_videogames_violence

Sigue leyendo