LA CULTURA DEL LAICISMO SCIENTIFICO RELIGIOSO

Lo que voy a escribir ahora, es visto desde una vision cientifica de la evolución del hombre y sobre todo sobre lo que opino sobre el tema, desde mi conocimiento limitado de lo mismo. Ha sido motivado por el hecho de que hay una encuesta en el periodico de izquierdas “EL PAIS” que abre una encuesta sobre la presencia de simbolos religiosos en espacio publicos, y no es mas que un paso mas en la dirección una cultura laicista cientifica que quasi se está transformand en religión.

Desde que el hombre es hombre, esto es, desde que ha bajado de los arboles y caminado sobre sus piernas, o desde que ha abandonado el eden, que el hombre han necesitado de acreditar en algo superior a el, que le permita afrontar el desconocido y que le pueda dar la tranquilidad de compreender lo que ocurre en su entorno. Al mismo tiempo, por vivir en sociedad y seguir unas reglas de convivio preestablecidas entre todos los miembros de la sociedad, el hombre empezo a establecer unas pautas de comportamiento social muy avanzadas basadas en el respecto, la propriedad, la colaboración, la unión y muchos otras reglas valores, que permitieron que el hombre social empezase a controlar su medio.

Muy rapidamente la necesidad de acreditar en esa entidad superior se unio a las reglas sociales dando origen a las religiones y a la percepción  del entorno y de los otros individuos como un todo compreendido y asimilado desde la optica de una divinidad superior omnipresente y omnipoderosa, que vigilia y guia los seres humanos  en un camino de verdad y de fé hacia un fin sobrenatural.  Los que cremos en Dios, creemos que estos pensamientos fueron instaurados en el hombre por Dios, y los que no acreditan en Dios, creen que es fruto del azar y de la combinación de elementos quimicos de forma aleatoria.

Continuando con la visión cientifica de la vida, durante muchos años, la religión ha servido como una base de compreensión del entorno y como una guia de los comportamentos sociales que se deberian tener en sociedad. Estas reglas foram rapidamente asimiladas por la sociedad civil a trvés de reyes y otras figuras que se creian descendientes de dioses y herderos de sus poderes y responsabilidades.

Con el pasar de los años, el hombre fue creciendo en conocimiento de su medio y a medidad que el conocimiento scientifico avanzaba y daba una explicación lógica para el desconocido fue desplazando la religión hacie las pautas de comportamiento social y del cuidar de la vida sobrenatural. Durante el mismo proceso la parte civil de la sociedad fue ganando mas poder y retrayendo la parte regiliosa hacie un foro mas privado y mas sobrenatural de la vida.

En los ultimos años, esta tendencia se fue accelerando hasta llegarmos a la paradoja actual, donde el hombre moderno no acredita en nada que no sea en la ciencia y no acepta ninguna regla que no sea la civil. Esto asociado a un rechazo cada mayor al foro religioso, haz que el laicismo cientifico actual se está postulando como una religión en si misma, con sus reglas laicas y con su fé en una ciencia superior capaz de cuidar de todas las necesidades y de dar una explicación a todo lo desconocido. El laicismo quiere tener sus proprias cerimonias religiosas que son copiadas de las religiosas y quier optar a tener los mismos derechos que las restantes religiones, transformandose de facto en una religión a un Dios creado por los hombres a su imagen, y que les permite hacer lo que ellos quieren (desde que no molesten a los demas). O sea una religión en toda su regla.

Yo personalmente prefiero creer en un Dios  que por encima de todo nos deja afrontar a nuestros proprios problemas, para que de esta forma salgamos mas fortalecidos, que nos diz que hay que amar a los demás, y que intenta hacer que seamos un poco mejor entre nosotros, cuidandonos para no recaer en comportamientos egoistas que acaben por hacer daño a los demas. Que me dá la tranquilidad de saber que existe mucho que no debo saber, porque la vida está llena de misterios que no están hechos para seamos nosotros mismos capaces de compreenderlos.

Prefiero creer en un Dios de todos que en un “dios” de mi mismo.

Cariño y Ternura y Sacrificio

Amor es sacrificarse por el otro.

Esto es no que nos han dicho en un curso de familia que llevo algunas semanas haciendo 🙂 .
Sacrificio es precisamente una palabra que hoy en día, no está propiamente de moda, y cuasi se puede decir que prácticamente está banida del vocabulario de la sociedad actual.

Hoy Amor, es cuasi siempre relacionado con la frase “hacer el amor” y que lleva directamente al coito sexual como forma de amor, que ademas de físico, es también profundamente egoísta y egocéntrico, porque el sexo, hoy por hoy, es mas un elemento de estatus urbano, sobre el placer que se dá al otro, y sobre cuantos “géneros” han tenido la inmensa suerte de conocerle (quitándose a uno mismo).
Sacrificio y Sacrificarse unido a las otras palabras Cariño y Ternura, son el elemento fundamental de la unión entre personas, y de forma mas agregada, la familia.

Sacrificarse por un amigo, por un compañero de trabajo, por un desconocido en la calle … Con la excepción de unos cuantos iluminados de ONGs y unos cuantos “fanáticos talibanes religiosos” es algo que ya nada hace. (Estoy siendo irónico).

Últimamente me estoy dando cuenta que el peso del día a día, y del estrés laboral me esta/estaba, haciendo mas y mas irascible, menos cariñoso y menos tierno, con menos espirito de sacrificio para la vida en familia. Cuando uno se mete en los problemas del día a día, crea una redomas de cristal a su alrededor que le aísla de lo que realmente pasa junto a si. Por lo menos, me he dado cuenta, y ahora estoy intentando cambiar y salir de esta postura, pensando mas en los otros que en mi mismo. Los resultados no son fáciles de ver, dado que son 3 pasos adelante y 2 atrás, pero le estoy poniendo todo mi empeño y voluntad porque es lo mas importante que puede haber en la vida.

Que seria de un mundo si cariño y ternura, sin sacrificio y preocupación por los demás? Incluso empiezo a ver por las mañanas los otros conductores con otros ojos, y en vez de enfados monumentales, empiezo a mirarles con comprensión, tolerancia y pena, por lo poco de cariño y ternura que puede haber en un atasco matinal 😉

Como imagen del articulo, no podría haber otra opción que la imagen de la crucificación de Jesús Cristo por la humanidad. Creo que incluso los no-creyentes, no pueden refutar la fuerza de la imagen, de alguien que se sacrifica por el bien de terceros, en esto caso todo nosotros.

El sacrificio ejemplar de amor