Como pero y gatos, manifiesto del hombre moderno

Estoy muy cansado. Tremendamente cansado de las discussiones con mi mujer, del nunca tener razon, del que siempre salgo perdiendo, porque a los cinco minutos, ya estamos hablando de lo que paso hace cinco años, y no de lo que pasó cinco minutos atrás.

Estoy cansado de que tenga que hacer siempre lo que no quiero hacer,  cuando no lo quiero hacer, y por mucho que me empeña afinal siempre lo acabo haciendo con bronca incluida.

Estoy cansado de que cuando menos lo espero, me digan a la cara que poco romantico que eres, que no me quieres, que no me dices cosas bonitas, que no me hace caricies, que el marido de mi amiga si lo hace, que eras un descuidado, un irresponsable, un insensible y que para colmo de todo, siempre tenga la culpa mi madre. Pero que tiene que ver mi madre con todo esto.

Estoy cansado que tener que bajar la vasura, tener que hacer los aguejeros en la pared, pasear el perro, poner la lavadora, planchar, cambiar los pañales, dar baño a los niños, hacer mi trabajo con conciliación de famila y trabajo, y llevar en la cara a medianoche, que no haces nunca nada, que siempre estás trabajando, que nunca me hechas una mano, eres un vago y despreocupado.

Estoy cansado de no tener hobbies, de no poder parar cinco minutos para poder respirar, de tener que ir de compras que me aburren de muerte durante las 10h00 que duran, y que siempre terminan con mala cara porque nos aguentado estoicamente el tipo, como un figura china de barro, sin protestar y sin molestar com un bueno hominus domesticus.

Hominus domesticus, que ademas ahora es supuesto ser metrosexual, porque no te pueden salir pelos en ningun sitio, ni ir despenado, ni vestir la prenda que mas te gusta, porque siempre desaparecen misteriosamente del armario, como por obra de magia, que no puedo utilizar el perfume que me guste porque siempre es repulsivo, que no puedo utilizar el penado que quiero, porque me hace parecer mayor, que tengo que dejar la barba cuando no quiero, y la tengo que cortar cuando ya la quiero.

Estoy muy cansado, muy cansado, que duro es ser hombre del siglo XXI, y por eso quiero empezar con un manifesto publico de mi cansacio.
Hombres del mundo unirvos, dejar de hablar sobre el tema en bares y tabernas y abrir el debate internet,como lo ha hecho las feministas en los 60. Reenvidiquemos el ser masculino …

Anuncios