Tic Tac Tic Tac Tic Tac, es la vida pasando

Que curiosa es la vida. Que poco valor le damos, hasta que nos damos cuenta que ha pasado ya, y que lo que nos falta vivir, es mucho menos de lo que ya vivimos. De forma repentina y cuasi violenta, diria yo, un dia nos despertamos y nos damos cuenta que los granos de arena de nuestro reloj de arena han estado cayendo de forma inexorable, y ahora mismo tenemos ya menos de la mitad.

La monotonia de nuestras existencias, aumentado, por el hecho de que todo a nuestro alrededor sigue unas estrictas pautas de repetición ciclica, nos hace creer que hoy es como ayer, que mañana es como hoy. Ademas, como no envejecemos de un dia para otro, si no de un dia para otro, cuando nos miramos al espejo, todo parece estar igual. Bah… Unas canas, hasta me dá satisfacción, un poco de tripilla (o mucho segun los casos), mejor la silueta de padre de familia, unas arrugas, me hace mas interesante. Los años pasan, las rutinas se repiten y un día te das cuentas, que has envejecido … Al mejor no por ti, pero porque alguien te lo comenta,  lo miras, y piensas es verdad.

Una forma también de ver como la vida ha pasado, es de buscar referencias que no has visto en muchos años, al mejor un sitio de tu infancia que no has vuelto a pisar. Visitalo, y prueba la sensación de que todo te parece tan pequeño, de que el tobogan que tanto te asustaba cuando eras un niño, es minusculo, y no te llega ni por debajo del brazo, o que la colina por donde te lanzavas a toda velocidad con la bici, no pasa de una pequeña irregularidad del terreno. Puedes también buscar algun viejo conocido que nos ves desde hace mucho tiempo. Que viejo y que gordo está, piensa uno cuando lo revé. Pero mirandose al espejo en conjunto, te dás cuenta que estás igual que el, simplesmente no lo quieres notar.

Si uno tiene hijos, esta sensación la vive también un poco a diario, porque piensa que sus niños van a quedar pequeños para siempre, hasta que se dá cuenta que ya están cuasi de su altura, y que la forma como te miran, es muchas veces mas ya de abuelete que de papa vivo y fuerte “No hagas esto que te puedes hacer daño Papa”. Oooooo como asenta esto en la moral.

De cualquier forma, el tic tac de la vida es el reloj de nuestra especie y de nuestro destino. El tiempo que tenemos en este mundo es contado y tenemos que aprovecharlo al maximo para hacer la diferencia, y para que de alguna forma, tengamos un sentimiento de contribución.  El reloj de la vida no se detiene para nadie, sigue su ritmo incansable que lo lleva al infinito, y nosotros somos apenas unos microgranos de arena en este tic tac temporal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: