La mentira

La mentira es un pecado ūüėČ

Todo se podria reducir a este punto, pero vamos,  soy católico pero sé que la mentira es algo mucho mas complejo que  el hecho que sea simplemente considerada un pecado.

La mentira es un recurso de la sociedad actual muy utilizada y muy preciada por todo el mundo, hay mentiras de todo el tipo y de todo el genero, con los mas varios fines y¬†objetivos, algunos de ellos inocentes, otros mas da√Īinos. Una mentira puede ser “llego tarde porque¬†hab√≠a¬†atasco” a “nunca se ha hablado de este tema sobre ti”.

El mentiroso cuando miente puede tener dos fines, evitar que recaya sobre si alguna hecho considerado desagradable, y entre el peso de las dos cosas, considera que mentira es la forma facil de escapar. El segundo tipo de mentiroso miente para conseguir benificios personales del hecho de mentir, un comercial mentir√° a un cliente para conseguir un contrato, un jefe mentir√° a su empleado sobre su rendimiento o sobre que nunca se ha hablado en despedirlo, para enga√Īarlo y tener asi mas facil despedirlo o hacerlo mobbing para que se vaya.¬†Un marido miente a su mujer que de que llega tarde a casa porque tiene mucho trabajo, en un caso, porque no quiere estar en casa en la hora de los ba√Īos, y en otro, porque prefiere estar en otro lado con otra persona.

Yo siempre diferencio la mentira profesional de la mentira personal, porque considero que a pesar de que  las dos son malas, la profesional muchas veces está mas condicionada por el hecho de estar en un entorno agresivo y competitivo, donde muchas veces para evitar dar respuestas verdaderas que no se van a entender, es mejor omitir partes de la explicación. La mentira personal entra ya en el foro del carácter personal de cada persona, y de sus principios y no voy a entrar en ello.

El problema de la utilización de la mentira, es que como el agua,  acaba siempre por encontrar un camino para fluir, la mentira acaba siempre por encontrar una forma de ser descubierta, y de dejar en evidencia al mentiroso.  Aquí mas una vez, la mentira profesional dependiendo de su dimensión puede ser mas fácil de encubrir, porque básicamente no tiene continuidad en el tiempo, es discreta, fruto de una acción que probablemente no volverá a ocurrir, mientras que la mentira personal, puede tener una continuidad en el tiempo, que mas tarde o temprano acabará por pillar al mentiroso en un renuncio.

Una vez que la mentira es descubierta, los resultados se su utilización se hacen visibles de forma inmediata y continua en el tiempo, si descubres que tu jefe te ha mentido en una ocasión, todo lo que te dirá después de ese momento no tendrá el mismo impacto, porque sabes que es un mentiroso.

ūüôā Uno puede enga√Īar a pocas personas durante mucho tiempo, o a muchas personas durante poco tiempo, pero lo que no puede hacer es enga√Īar a todo el mundo todo el tiempo.
El mundo seria un mejor mundo si no hubiese la mentira, y todos pudiésemos confiar en todos.

Uno ejemplo muy bueno de la mentira, es la¬†pol√≠tica, y en esto caso, el¬†m√°ximo¬†representante de la mentira en¬†pol√≠tica, por lo menos en nuestro¬†pa√≠s, y no es ni otro que nuestro estimado presidente del gobierno, que ha hecho de la mentira, o mejor dicho de la manipulaci√≥n creativa de la verdad su¬†m√°xima¬†bandera de batalla, y que tiene el triste¬†r√©cord, de ser el¬†√ļnico¬†presidente de la CE que no ha conseguido hacer aprobar ninguna de sus¬†iniciativas. Un hombre que para ganar las elecciones en plena crisis, ha tenido que mentir y decir que no¬†hab√≠a¬†crisis ninguna, y que era todo una visi√≥n¬†catastr√≥fica¬†del partido de la oposici√≥n ( y ojo que no creo que el Sr Rajoy, lo est√© haciendo bien, todo al rev√©s,¬†as√≠¬†como no me gusta su¬†pol√≠tica¬†de Super Glue 3 en el trono de Genova). Donde est√° ahora? Pues en el total ostracismo internacional, aislado incluso de su gabinete de Ministros, y puesto en cuesti√≥n por cuasi todos.

Resultado, la mentira este metida dentro de nuestra sociedad hasta su tuétano, y para los que tenemos principios vivir sin ella, parece ser imposible, y yo mismo he tenido esa opinión, pero a medida que voy consiguiendo liberarme della, y que voy viendo que mal queda en los que voy pillando por el camino, me alegro cada vez mas, de ser consistente con mis principios y mis valores.

Anuncios

Receta de Cocina : Bolas de Berlin

Hay un postre portugues que me gusta mucho, que es muy bueno y que nos es muy dificil de hacer, pero que no hay en Espa√Īa, o por lo menos que yo desconozco, le llaman bolas de berlin, y unas especie de bola de masa de harina frita, con crema pastelera o de chocolate en su interior. Es realmente muy buena, y el otro dia al comer algo parecido, me dio la idea de buscar la receta en internet y de publicarla en el blog.

http://www.saborosas.com/doces/bolos/receita-bola+de+berlim-1140-5-29.html

Ingredientes:
Pastelería Crema
250 ml de leche
75 gramos de az√ļcar
40 gramos de harina
2 yemas de huevo
1 huevo entero

Masa
0,5 kg de harina
30 gramos de levadura de panadería
150 gramos de az√ļcar
50 ml de leche
125 gramos de mantequilla
ralladura de limón o naranja
3 huevos
Sal al gusto
harina para espolvorear
aceite para freír
az√ļcar

Preparación de la bola de berlim:

Crema pastelera
Hervir 200 ml de leche.

Aparte mezclar el resto de los ingredientes en 50 ml de leche fría y luego agregar la mezcla resultante a la leche caliente y llevar a ebullición removiendo constantemente hasta que se haga una crema espesa.

Retirar del fuego dejar enfriar.

Masa
Colocar la harina en un tazón grande o en la cocina. Hacer una
agujero en el montículo de la harina y hechar  la levadura en polvo y la leche.

Amasar a levadura  con un poco de harina , hasta formar una bola  homogénea, y dejar reposar para que crezca.

Cuando la levadura haya crecido ret√≠relo de la mitad de la harina y amasar ¬†dentro el az√ļcar, junto con la
ralladura de limón y la mantequilla amasar bien. A continuación, agregue la levadura, los huevos
uno por uno sin dejar de amasar y al final sal a gusto.

A√Īadir un poco de harina a ¬†la masa ¬†poco a poco hasta que despega del
del recipiente .
Forme una bola y deje que crezca hasta duplicar su tama√Īo.

Luego se divide en peque√Īas porciones con un peso promedio de 50 gramos y colocarlos as√≠
separados unos de otros en una bandeja o en el mostrador espolvoreado con harina.

Dejarlos crecer y finalmente freir las bolas con bastante aceite caliente, dandoles la vuesta de forma regular para que se haga bien por todos los lados, siempre con delicadeza para no desformar las bolas.

Cuando est√©n fritas, retirarlas y¬†polvorizar-las¬†con¬†az√ļcar, abrirlas con un ligero corte a mitad, y hechar la crema pastelera en el interior.