Enfadar o no enfadarse, esta es la cuestión

Por veces me siento como el doctor Jeckill y el Señor Hyde, de la novela de Robert Luis Stevenson. Por veces soy tranquilo y de paciencia ilimitada y en otros nerbioso y de paciencia  de grado zero. Generalmente las unicas situaciones donde me enfado suelen ser y por orden de efectividad en la capacidad que tienen para enfadarme:

1) mi familia ( que los quiero mucho)

2) los condutores irespectuosos

3) compañeros de trabajo

Estoy haciendo muchos esfuerzos para no enfadarme y para controlar ese calor que empieza a subir por el cuerpo, desde las piernas hasta la punta de los pelos (mismo que tengas poco) y que como un hiphop, cuando mas lo intenta controlar,   y sin pre aviso te sale.

En el trabajo, cuasi nunca me habia pasado, pero infelizmente para mi, he dado con mi nemesis, la persona que representa todo lo contrario de lo que yo represento y pienso a nível profesional. Que si yo pienso que hay que ser flexible, este cree que hay que ser inflexible; que si yo creo que hay presionar con cuidado, este cree que hay que presionar al maximo y que es con presión que se consigure las cosas, … Poderia continuar con muchos puntos.

Por encima de todo  además la falta de respecto que manifiesta para con profesionales que como minimo son de su calibre es absolutamente impresionante. Por lo que en una destas constantes faltas de respecto, me he enfadado de forma acalorada y sin controle. Me ha durado unos minutos, y cuando me he controlado, he visto que habia metido la pata de forma notoria.

Algunos me dicen que he hecho bien, y de la proxima vez seré mas respectado, otros me dicen que he hecho mal, porque he demostrado una dedibilidad en un momento donde solo deberia demostrar templor.

Personalmente a mim, no me ha gustado haber perdido el control, y he tomado la resolución de no volver a cometer el mismo error, y dado que creo en mi capacidad de autocontrol estoy convencido que no volveré a dejarme encender.

El enfadarse en algunas situaciones puede ser positivo, dado que muestra hasta que limites  te pueden presionar, y existen dos opciones, la primera que es la que deberia haber tomado hace mucho tiemo, es el decir de forma tranquila lo que uno está dispuesto a aceptar o no; y la segunda, lo que he hecho y no deberia, aguentar sin decir nada (pensando que la situación acabaria por solucionar) y después explotar.

El enfado quita razon mismo que se tenga, y nos deja en un situación  de desventaja psicologica  hacie la otra parte, por lo que en vez de solucionar acabaré por aumentar el problema  en vez de solucionarlo.

Asi que la respuesta es. No hay que enfadarse, porque te quita la razon y años de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: