Necesito un “Te quiero”

Cuando nos conocimos, Ella era muy tímida, pero han pasado tantas cosas, tantas experiencias, niños, etc, que pienso que la tierna timidez que conocí es hoy solo un recuerdo lejano. Pero como añoro cuando me decía “Te quiero”, solo eso y me miraba con sus ojos verdes. Se que le costaba y lo sentía. A lo mejor no he sabido transmitirle lo que aquello significaba, y hoy lo añoro……….Me hace falta un “Te quiero”. ”Un “te quiero” es un regalo para los oídos formado por dos palabras que, simples e insignificantes por separado, se unen para provocarme la sonrisa o la lágrima de felicidad; para desarmarme o para hacerme más fuerte y permitirme escapar de la soledad, la inseguridad, el estrés diario, el vacio o simplemente para saber que a pesar de los reproches, los sinsabores o las meteduras de pata del día a día está ahí que es la misma y está conmigo. Es tan fácil complacerme…, sin embargo, creo que no se imagina el bien que podría hacer en mí con solo decirme eso, “te quiero”, por eso no lo hace.

Un “te quiero” no es nada fácil de decir. Ahí están todas las canciones escritas y por escribir sobre el tema. Poemas y melodías con las que tanto nos identificamos. Porque, al fin y al cabo, es un sentimiento universal. Y, sin embargo, es nuestro ego el que lo aparca a un lado y nos ciega con el pensamiento de que necesitamos amor, y que hasta que no nos sea demostrado, no dejaremos salir el nuestro a relucir. Y, aún cuando se nos planta delante, en forma de sonrisas, favores, o simples conversaciones llenas de complicidad, no lo sabemos ver. A veces pesan más los reproches, la insatisfacción o incomprensión o el mero hecho de pensar “no es el mismo con el que me case”. Sólo aparece a nuestros ojos en forma de abrazos, besos, caricias y palabras (tequieros). Y, eso, no es amor. Necesito un “te quiero” de los de antes, de verdad. Puede que a mí me pase igual y no lo diga como antes, pero pienso que cuando lo digo es por propia necesidad, porque necesito cariño, sentirme arropado y protegido.

 

Un abrazo, un beso, son muy fáciles de regalar, excepto para los tímidos. Un tQ en un nick o en cualquier espacio de internet, lo da y lo recibe cualquiera a diario. Y así pasa, que nos acostumbramos y creemos contar con el amor de todo el mundo, cuando en realidad sólo cuentas con su aprecio.

 

Un “te quiero” resume en dos palabras tantas cosas: aprecio, admiración, dependencia, respeto, comprensión, empatía, etc. es como hipnotizar a la persona a la que va dirigido, ablandarla y desahacerla. Y si cada no puede relucir en palabras día ese sentimiento mutuo que lo haga en gestos, favores, sacrificios y sonrisas.

 

Sin embargo, esto no es siempre así. Pesan más los sin sabores, la rutina y la apatía que le hace saber que me tiene a su lado de forma incondicional. Ojala supiese aprovechar estas oportunidades, armarse de valor y decirme a la cara y a los ojos, “te quiero”. Todo cambiaría………

 

 te-quiero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: